Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog

La lumbre de un cigarrillo en la trinchera

En este Blog no encontrarás vídeos de perros ni gatos. Ni tampoco la autora se regodeará describiendo los anocheceres inacabables de veranos fantásticos, ni la maravillosa paleta de colores de un atardecer de otoño. Tampoco te hablará de sus Hobbys, de los deportes que practica. No encontrarás ninguna receta de cocina. ¿ A quién podrá gustar este Blog entonces?, te preguntarás. Pues le gustará posiblemente al Soldadito de plomo al que le cambiaron el cuento. Su corazón y sus piernas se derriten poco a poco en la chimenea. La Bailarina ajena a todo sigue danzando al compas de aquella canción que un día bailaron juntos a pesar de estar tullido. Bastaría que alguien creyera en él para apagar ese infierno. El mientras se consume, sigue esperando.

Ingredientes necesarios.

Que deje a mis dedos enamorarse, de los bordes de las piezas de su Puzzle. Que acepte mi piel como un cobijo útil. Que me deje devorar su fé en mí. Tengo mucha hambre. INGREDIENTES NECESARIOS Necesito ensuciarme por una mujer imposible. Que permita a...

Leer más

DESABROCHADA

Nunca hemos hablado del miedo que tienen las nubes. Para que yo sea capaz de recordar cuánto te he echado de menos, tendrás que llover y empaparme. DESABROCHADA Me habla, la oigo reír. La imagino sonriendo. Y lo hace como una princesa, caminándome por...

Leer más

PONIENDO MI NOMBRE A TU GRITO

Tu dime. Si aprieto demasiado. O si tus alas agrietadas, confundieron a la luna con una bombilla, Una vez más. PONIENDO MI NOMBRE A TU GRITO ¿Vienes o vas? Tu dime. Sólo así, las palabras no nacidas; y los dedos que caminan intentando no perder el equilibro,...

Leer más

UNA BARAJA OLVIDADA

No te pares en analizar el porqué deseas a alguien que para los demás pasa desapercibido. Disfrútalo. Es un milagro extraordinario. UNA BARAJA OLVIDADA Estoy enamorada de tu amiga. Anoche os vi sentadas en la mesa de aquél bar. Sus dedos se deslizaban...

Leer más

Yo de momento disparo.

Intentando crear el brebaje perfecto, para no te quedes leyendo en la página cinco del libro. Jugando a ser bruja. Disparando con palabras que guardo en Word. Riendo, Llorando, dando vida, matando.. creando. Palabras que son un atraco a mano armada, dispuestas...

Leer más

El hambre de antaño en la mesa de hoy

El Salón Isabelino del Restaurante El Lhardy de Madrid y el AVE. No hay nada más parecido a doblar una esquina como comer fuera de casa y viajar. Nunca sabes quién se sentará en la mesa de enfrente. Ni que mirada encontrará la tuya al bajarte del tren. EL...

Leer más

Tu caerás conmigo

TU CAERÁS CONMIGO Seré capaz de beber de ese vaso vacío que me ofreces. Y fisgaré a escondidas el contenido de tus bolsillos, que dices tan vacios. También sonreiré. Mi piel tiene alma de gato, caminando sobre los tejados de noches y días que siempre...

Leer más

Cuando los momentos se quedan sin dedos

¿Quién no ha perdido tiempo intentando tomar una determinación y se ha encontrado que sus momentos se han quedado sin dedos enumerando los motivos para olvidar, o no olvidar? A esta poesía que sigue le llame en su momento Imbecilidad. Tiene varios años. ¿...

Leer más

VaGInA CicLOTimIcA

VAGINA CICLOTÍMICA No hay más carne que roer, De los huesos que fuiste. (Que fuimos) ¡Esto es el circo! Espectadores distraídos. Locos sin atar. Tristes como aquella película, en la que no queda nadie al final. No.. No lo sé. El hambre de mi corazón y...

Leer más
<< < 1 2 3 4 5 > >>

Acerca del blog

En este Blog no encontrarás vídeos de perros ni gatos. Ni tampoco la autora se regodeará describiendo los anocheceres inacabables de veranos fantásticos, ni la maravillosa paleta de colores de un atardecer de otoño. Tampoco te hablará de sus Hobbys, de los deportes que practica. No encontrarás ninguna receta de cocina. ¿ A quién podrá gustar este Blog entonces?, te preguntarás. Pues le gustará posiblemente al Soldadito de plomo al que le cambiaron el cuento. Su corazón y sus piernas se derriten poco a poco en la chimenea. La Bailarina ajena a todo sigue danzando al compas de aquella canción que un día bailaron juntos a pesar de estar tullido. Bastaría que alguien creyera en él para apagar ese infierno. El mientras se consume, sigue esperando.