Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

En este Blog no encontrarás vídeos de perros ni gatos. Ni tampoco la autora se regodeará describiendo los anocheceres inacabables de veranos fantásticos, ni la maravillosa paleta de colores de un atardecer de otoño. Tampoco te hablará de sus Hobbys, de los deportes que practica. No encontrarás ninguna receta de cocina. ¿ A quién podrá gustar este Blog entonces?, te preguntarás. Pues le gustará posiblemente al Soldadito de plomo al que le cambiaron el cuento. Su corazón y sus piernas se derriten poco a poco en la chimenea. La Bailarina ajena a todo sigue danzando al compas de aquella canción que un día bailaron juntos a pesar de estar tullido. Bastaría que alguien creyera en él para apagar ese infierno. El mientras se consume, sigue esperando.

07 Nov

¿Quién no tiene una canción?

Publicado por MaLnaik

¿Quién no tiene una canción?

Te amé como aman los niños: Sin querer creerme que algún día podría olvidarte.

MaLnaik.

Llegó suave. Como una súplica que harta se cansó de gritar.

Hablando a gritos de mí y sin conocerme.

Durante tres minutos y medio me olvidé que mi corazón se llama Septiembre.

Y recordé los fríos inviernos.  Y aquel mayo vivido a destiempo.

Durante algo más de tres minutos volví a ser  una niña  al que le robaron  las palabras para explicar todo aquello que vivió.

No era una canción. Era La Canción.

Y dejé que contase ella.

Que llorase ella.

Que riera ella.

Y que le doliera al viento su temor a que los mares que nunca nadó se secasen.

Que le doliera al viento que no hubiera ninguna otra canción que algún día hablase de mí.  Porque no habría nada que decir.

Que le doliera al viento si a alguien le tenía que doler.

Porque aquí no había ni piel para ilusionar,

ni alma que soportase en sus hombros promesas de un futuro.

 

¿ Quién no ha tarareado años y años en su cabeza una canción sin saber quién la cantaba?

¿Quién no tiene una canción que hable de su adolescencia?

¿Quién no amó como lo hacen los niños?

¿Quién no se refugió en aquél sí, pero no?

¿ Ninguna vez jugaste a ser aire, para que te respirasen y no salir de aquél cuerpo al que no te atrevías a llamar hogar?

Si no tuviste un mayo vivido a destiempo, puede que fuese porque tuviste una adolescencia a tiempo.

... Canciones que hablen de tí en un futuro. Porque haya algo que contar..

Sin olvidar lo que fuiste.

Comentar este post

Amaranta 11/20/2014 13:23

Genial... como siempre he dicho, eres única describiendo momentos, situaciones, emociones...

Josefa 11/09/2014 09:46

Magnifica :*

Bewitched 11/07/2014 19:06

Yo renuncié a muchos meses de mi calendario, así que ahora he recogido las hojas que arranqué y trato de componerlas. No se ve igual mayo desde mayo que desde septiembre, y quizá antes de coger las rosas consideras que tienen espinas. Es otra forma de verlo y vivirlo. Pero es.

MaLnaik 11/07/2014 21:14

Supongo que de niños no tenemos lastres, vamos creciendo y los lastres y la pereza van apareciendo. Como tú dices las cosas se pueden ver de mil maneras. Yo hace poco he aprendido que no hay que pelearse con los lastres que uno lleva, porque no te van a abandonar. Hay que aprender a llevarlos. Y dejase llevar porque aunque sabemos porque hemos crecido que las rosas llevan espinas, a veces corremos el riesgo y se nos olvida. Yo a eso lo llamo milagro. Besos y gracias por leerme Betwiched.

Acerca del blog

En este Blog no encontrarás vídeos de perros ni gatos. Ni tampoco la autora se regodeará describiendo los anocheceres inacabables de veranos fantásticos, ni la maravillosa paleta de colores de un atardecer de otoño. Tampoco te hablará de sus Hobbys, de los deportes que practica. No encontrarás ninguna receta de cocina. ¿ A quién podrá gustar este Blog entonces?, te preguntarás. Pues le gustará posiblemente al Soldadito de plomo al que le cambiaron el cuento. Su corazón y sus piernas se derriten poco a poco en la chimenea. La Bailarina ajena a todo sigue danzando al compas de aquella canción que un día bailaron juntos a pesar de estar tullido. Bastaría que alguien creyera en él para apagar ese infierno. El mientras se consume, sigue esperando.